Perteneciente a la comarca lucense de Chantada y a la Ribeira Sacra, Taboada está situado al pie de la sierra de O Faro y en la orilla occidental del embalse de Belesar, sobre el río Miño. Una tierra acostumbrada a ver llegar y pasar gente, acogedora y cordial, llena de paisajes hermosos e inmensos, ríos y montañas, con un patrimonio artístico rico y variado del que destacan iglesias románicas y pazos señoriales.

De hecho, entre los atractivos del municipio destacan precisamente siete templos construídos entre los siglos XII y XIII, como las iglesias de San Pedro de Bembibre, Santa María de Taboada dos Freires, SAnta María de Piñeira, Santa María de Castelo, San Xián de Campo, Santa Mariña de Cerdeda y San Xoán de Bouzoa, asíc omo varias capillas, cruceiros y petos de ánimas repartidos por el municipio.

Con respeto a la arquitectura civil y militar también hay importantes construcciones para visitar como el pazo de Bembibre, el pazo-fortaleza de los señores de Taboada, la casa solariega de Moreda, donde se descubrieron unas sepulturas antropomórficas excavadas en roca; el Casal da Ermida, la Casa de Abral e Abaixo, la Torre de Moreda o la Casa Señorial de Vilar de Eiriz, aunque está en ruínas, mientras que de la arquitectura popular se pueden destacar tanto molinos, como los de Casanova, O conde, O Guerra e O Mateo; como las herrerías y los hórreos.