La apuesta por un nuevo modelo de movilidad más sostenible, respetuoso con el medio ambiente y energéticamente eficiente es la base de los nuevos proyectos puestos en marcha por la Diputación de A Coruña en los concellos coruñeses con el apoyo del instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del Ministerio de Transición Ecológica del Gobierno de España.

Entre los proyectos destacan la ampliación de la Red Ciclista Metropolitana da Coruña a Cecebre, Cambre y Carral, discurriendo en gran parte por la Reserva da Biosfera das Mariñas Coruñeses y Terras do Mandeo, y la construcción de sendas ciclables en 11 de los 26 faros en funcionamiento de las comarcas de Ferrolterra-Ortegal, Costa da Morte y la ría de Muros, a lo largo de sus 956 kilómetros de costa, además de la creación de la primera Vía Verde de la provincia, que conectará Santiago y Cerceda, siendo la de mayor longitud de Galicia, al conectar los 36,5 kilómetros que separan Santiago y Cerceda con una senda ciclable sobre las antiguas vías del ferrocarril, y que comenzará a ser una realidad en 2021. 

Todos estos proyectos fueron presentados días atrás por el presidente de la Deputación da Coruña, Valentín González Formoso, y el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, y suman una importante inversión de más de 9 millones de euros y que permitirán crear 130 nuevos kilómetros de vías ciclables en 19 concellos de la provincia, entre ellos varios municipios pequeños y rurales, donde funcionarán como un elemento de vertebración del territorio de dinamización turística.