Juntémonos en una habitación para dar rienda suelta a nuestros pensamientos, para dejarnos llevar y hacer lo que más nos gusta. Saquemos fuerzas de donde no las hay, juguémonos todo a una carta, agitemos nuestras ideas como si de una coctelera se tratase y dejémonos llevar por las tentaciones. Y que nunca nos falten las ganas de reír.

Fotos- Sue Rainbow