Ya lo dijo Emilia Pardo Bazán: “Hay muchos pazos, el Faramello es único”. Por eso no es de extrañar que sea el más visitado de toda Galicia y que sirva de escenario a series como ‘Hospital Real’ o ‘Serramoura’, que enamore a escolares y adultos, a vecinos y a turistas, y que sea el elegido por empresas y novios para sus celebraciones. Tras unos meses cerrado al público por la crisis sanitaria, el Pazo de Faramello vuelve a abrir sus puertas para ser descubierto en todo su esplendor.

Situado en un paraje idílico, el Pazo de Faramello es un lugar para soñar, para descubrir poco a poco y para disfrutar. Integrado en la naturaleza sobre el cañón del río Tinto, a mitad de camino entre Santiago y Padrón, es una construcción civil palaciega repleta de piezas de arte y tesoros pertenecientes a la décima generación de la familia Rivero de Aguilar.

Mandado construir por el Marqués de Piombino, este pazo barroco con influencias italianas albergó la primera fábrica de papel de Galicia en 1710, que durante 30 años fue la única que tenía permiso para expedir papeles de la corona de Felipe V y en sus jardines se encuentra uno de los acebos más antiguos del país.

Repleto de curiosidades e increíbles obras de arte, el recorrido de la visita se inicia con una bajada por la corredoira de piedra por el gran cañón del río con su carballeira centenaria, y a partir de ahí todo es una sucesión de sorpresas, como la capilla con retablo del maestro José Gambino, los jardines de estilo francés del siglo XIX con un cruceiro del XVIII y la cubierta vegetal de la real fábrica, los molinos industriales, el paseo por los senderos tradicionales del Camino de Santiago portugués y el bosque fluvial de cerezos y castaños, el puente de piedra con hortensias y camelias, una fuente del siglo XIX, el salto de agua y presa medieval, o la inolvidable terraza barroca con ciruelos japoneses. Una sorpresa tras otra hasta llegar a la antigua bodega que marca el final de la visita, convertida en un viaje por tres siglos de historia en un bellísimo entorno natural.

Especialmente emotivo es el llamado Xardín do Recordo, cuyos árboles rinden homenaje a los fallecidos en el accidente de Angrois.

 

PAZO DE FARAMELLO. Lugar de Faramello. Rois

www.pazofaramello.com

VISITAS / TOURS

Todos los días 12.00, 17.00 y 19.00. Duración estimada 1h.25 min

Visitas especiales para grupos