Una tierra llena de recursos naturales, seguros y saludables. Así es la provincia de A Coruña: 956 km de costa y un camino infinito que dan para mucho, tal y como reza el lema de la nueva campaña de promoción turística con la que la Diputación quiere posicionar el destino y atraer turistas en esta vuelta de los principales períodos vacacionales, compitiendo fundamentalmente por el turismo de cercanías. 

Una campaña que transmite calidad, frescura y seguridad en el destino, buscando la amplitud territorial de la cantidad de costa, e intentando un equilibrio interior/costa y rural/urbano, ámbitos los dos necesarios para la recuperación. 

Hablar de kilómetros de costa y hablar también de la cantidad de recursos de mar en una costa viva que no es solo arenal y playa, sino también otros subprodutos como la Ruta de las Baterías, el Surf, el proyecto de Xeoparque de Ortegal, o el Fin del Camino, entre otros, además de prácticas ancestrales que permiten a la provincia posicionarse en el mercado. 

La campaña es fruto de la necesidad de “desarrollar nuevas líneas de promoción turística con el fin de revitalizar uno de los pilares claves de nuestra provincia a nivel económico”, tal y como explicaron el presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, y el vicepresidente y diputado de Turismo, Xosé Regueira. “Es un  proyecto global en el que también se incluye la colaboración con los seis geodestinos de la provincia para la mejora de la competitividad y calidad, y también con los ayuntamientos en la contratación de personal especializado para la atención al turismo y diseño de nuevos productos”. 

“Queremos contribuir con un esfuerzo que es importante para los millares de personas que viven del turismo”, afirmó González Formoso, señalando que “mismo sin tener competencias en el sector, la Diputación defiende el interés de trabajar de manera colaborativa en este ámbito y, de manera especial, en una situación como la que vivimos”, motivo por el cual la institución ya organizó un foro en pleno confinamiento con personas técnicas de consorcios mancomunidades que conocen de primera mano la evolución del sector y el frenazo que se experimentó con la covid.

También en este sentido, el vicepresidente y diputado de Turismo, Xosé Regueira, apuntó que en el sector turístico reside más del 50% de la economía de la provincia y supone también más del 50% de los puestos de trabajo, por lo que “la preocupación tiene que ser máxima y, teniendo en cuenta las circunstancias y la diagnosis realizada, queremos definir una estrategia que nos haga más competitivos  y colaborativos”. 

Regueira defiende además, la colaboración de las administraciones “con una estrategia bien diseñada y apoyada para salvar el sector y no centrar todos los recursos en un único destino”.