Gotas de agua y rayos de sol, una hoja que sigue su curso…. el ciclo de la vida. ¡Son tantas gotas las que nos dan vida! Una mañana con el sol de invierno encuentro esta imagen. La miro, la visión me engancha y, a saber el motivo, comienzo a recordar mis gotas. Gotas luminosas, grandes y pequeñas… cada gota cohesionada y adhiriéndose a mi existencia. Todas ellas son importantes, todas ellas con significación. Gotas cotidianas, sorprendentes, familiares, ardientes, encontradas… Gotas que limpian, que te atrapan, que dan cobijo, que no te sueltan… y unas pocas que lo abarcan todo, gotas necesarias e imprescindibles…Todas las gotas que no puedo derramar.

Fotografía: M. Victoria Otero Espinar

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *