El 60% de la población española tiene déficit de vitamina D, una cifra que se incrementa hasta el 80% en ancianos, y que provoca múltiples problemas de salud como debilidad muscular, aumento de peso, fatiga, problemas digestivos, mentales, cardíacos y dolor de cabeza, entre otros. Y aunque no está totalmente demostrado que influya directamente en la curación de pacientes con coronavirus, sí lo está que ayuda a su mejoría y a reducir su incidencia y gravedad.

La mejor manera de conseguirla es exponiéndose al sol. Los expertos explican que se necesitan al menos 30 minutos de exposición solar dos veces por semana para producir una cantidad suficiente de vitamina D.

Otra fuente para conseguirla es una dieta adecuada, y un suplemento que ayude a tener los niveles necesarios. Estos son algunos de los alimentos más saludables con alto contenido de vitamina D.

  • Pescados como el arenque, las sardinas, la caballa y el salmón.
  • Aceite de hígado de bacalao
  • Atún en lata
  • Yemas de huevo
  • Hígado de ternera
  • Lácteos. Algunos productos alimenticios están enriquecidos con este nutriente. Es el caso de la leche de vaca, la bebida de soja, el zumo de naranja, los cereales, la avena, los yogures sin desnatar, la jalea real, la mostaza y los quesos.
  • Caviar y angulas.

«Tener unos buenos niveles de vitamina D es bueno siempre, pero ahora mismo más que nunca. Hay que comer alimentos adecuados y sobre todo, tomar el sol, aunque con precaución, todos los días; un simple paseo puede ayudar a que los niveles sean los suficientes para estar sanos, pero también podemos ponernos cerca de la ventana, terraza o fuente de luz en nuestras casas», explican los expertos.