Tener un perro es, o debería ser, como tener un bebé. Es decir, necesita de nosotros en todo momento para poder estar bien. Necesita de comida, bebida, juguetes, mimos y afecto para sentirse plenamente realizado.

Teniendo esto en cuenta, todos sabemos que la tarea de mantenernos a su lado no siempre es fácil si tratamos de encajarla en nuestras obligaciones diarias: trabajo, estudios, cuidado de niños… ¿Cuántas veces nos hemos lamentado de no tener tiempo para sacar a nuestro perro a pasear al final de cada día?

Estos problemas se incrementan todavía más si viajamos. No siempre es posible, por el coste y las complicaciones que se nos puedan presentar en el tema de los transportes y alojamientos, el llevarnos a nuestra mascota con nosotros cuando nos vamos de vacaciones.

Ahora bien, también es verdad que ella no tiene la culpa de que decidamos irnos, por lo que, como mínimo, deberíamos de garantizarles unas condiciones y calidad de vida en nuestra ausencia similares a las que le damos en casa. Para que no se sienta raro y no derive en problemas y enfermedades de salud mental. Por ello, los hoteles para perros son una de las mejores opciones.

¿QUÉ DEBEMOS EVALUAR? Y, si nosotros a la hora de irnos de viaje, nos fijamos muy, pero que muy bien, en el hotel que elegimos para nuestra estancia, procurando de que disponga de la mejor relación calidad-precio, al escoger el hotel de nuestra mascota debemos hacer lo mismo.

Así, algunos de los requisitos a tener en cuenta deberían ser: amplias habitaciones individuales con comederos y juguetes, espacios exteriores de grandes dimensiones para que puedan correr y tomarse su tiempo de recreo y atención veterinaria 24 horas para que en caso de que surja alguna urgencia tengamos garantizado que está en las mejores manos posibles.

¿Y qué hoteles de este estilo hay en Galicia? Probablemente, la mayoría de vosotros, todavía no erais conocedores de que existen este tipo de espacios para mascotas en nuestra comunidad, y es algo de lo que no os culpo, pues si a su reciente creación le sumamos el hecho de la poca publicidad que se les hace, es normal que la mayor parte de la población permanezca ajena a su existencia.

Por ello, hoy os acercamos algunos de los mejores establecimientos de la provincia de A Coruña y sus comodidades para que, en caso de que todavía tengáis pendiente el iros de vacaciones, podáis hacerlo con la mayor tranquilidad. El precio de todos ellos ronda los 10 euros/día.

RESIDENCIA CANINA MONTEGATO. Situado en Oza dos Ríos, se trata de un hotel para “perros 5 estrellas”, o así se autodefine. Esta considerado uno de los mejores alojamientos de Galicia y también uno de los mejores a nivel nacional. En sus suites para perros, los huéspedes disponen de una cama de 90 centímetros adaptada a sus necesidades, alfombras para aislar del suelo, mesita en la que guardar sus pertenencias, televisión, hilo musical y estancia climatizada. ¡Por favor, si hasta tienen mejor calidad de vida que nosotros! ¡Eso sí son vacaciones!

RESIDENCIA CANINA VEIGA DO ULLA. En Veiga do Ulla también se plantearon la necesidad de encontrar un buen alojamiento para nuestros mejores amigos, donde contasen con todas las comodidades, seguridad y vigilancia, con un trato de lo más familiar.

Disponen de 6.000 metros para paseos, que se realizan de forma individual y tres veces al día, amplios caniles individuales limpiados a diario y, en cada cambio de inquilino, desinfectados a conciencia. Asimismo, se les ofrecen a los usuarios piensos de alta gama y dietas, además del servicio de un educador canino titulado por la Xunta de Galicia.

CENTRO CANINO DAPONTE. Este complejo se encuentra en la localidad de Padrón, y cuenta con amplios espacios naturales que conforman un parque de recreo de 1.500 metros cuadrados, donde los perros pueden disfrutar del magnífico paraje.

Los caniles en los que se alojarán los perros tienen una dimensión de seis metros cuadrados, con plaqueta antideslizante y azulejo en las paredes, con caseta incorporada y tejado de panel sándwich, por lo que la mascota siempre estará en un ambiente confortable y perfecto sea cuál sea su dimensión.

HOTEL DO CAN. En esta residencia canina de Carballo, tu perrito tendrá la opción de disfrutar de una superficie de 45.000 metros cuadrados, con piscina y completamente vallados, siempre vigilada por personal cualificado.

El hotel es la alternativa perfecta para dejar a la mascota con total tranquilidad durante los viajes de trabajo y las vacaciones familiares. Y su amplia piscina en forma de hueso, hace las delicias de cualquier peludo, sobre todo si tenemos en cuenta su poca profundidad. ¡100% adaptada para perros!

RESIDENCIA CANINA EL BOSQUE. Finalmente, este ‘top’ de hoteles caninos lo cierra esta residencia de Narón. Su principal premisa es que las mascotas no cambien sus condiciones y calidad de vida durante las vacaciones de sus dueños. ¿Por qué si nuestro perro vive con nosotros en un piso o dentro de una casa, cuándo nosotros decidimos irnos de vacaciones tenemos que dejarlos en un canil exterior de una residencia?

 

Fotos: Iria Martínez / Paula Amati

Texto: Ángela Precedo