• Canapé de sardinilla y queso fresco
  • Fabas de Lourenzá, pulpo y setas
  • Merluza de Celeiro en salsa verde marina
  • Pularda, San Simón da Costa y castañas
  • Kiwi Atlántico, orujo de hierbas y leche

Con su Estrella Michelin recientemente revalidada, la chef compostelana Lucía Freitas propone desde su restaurante A Tafona un menú navideño “con ingredientes que me gustan mucho y que utilizo habitualmente en mi cocina, como la sardinilla, que es un snack muy sencillo que se puede hacer un día especial o para cualquier picoteo y que siempre queda bien. Además, me encanta servir conservas en mi local”.

También tiene claro que “en estas fechas no puede faltar un capón o cualquier ave” y que la merluza do Celeiro es “un sí o sí en mi casa. En este plato tiene un toque de clorofila, con espinaca y salsa codium en la salsa que lo hace un poquito diferente, como más marina” y advierte que su cocina “tiene mucho vegetal”, mientras que del queso San Simón, “uno de los gallegos que más me gustan”, destaca “su toque ahumado, que es muy elegante, y combina muy bien con un guiso de castañas y la pularda”.

Especial emoción le provocan a esta reconocida chef las habas de Lourenzá, “soy una abanderada de ellas. Me las llevé a Nueva York y no pueden faltar nunca en mi casa en el invierno”, y los kiwis, que le recuerdan a su infancia “los planté con mi padre y crecí con ellos, incluso me presenté a la final de Cocinero del Año con una receta de esta fruta. Además, me llena de orgullo que haya kiwis atlánticos, porque ninguno sabe como los de aquí”, destacando la importancia que le da al producto la certificación de Galicia Calidade, sello que también luce su restaurante en Compostela.

Lucía cuenta que es ella la que siempre cocina en Navidad en su casa. “Mi madre tiene muchas virtudes, pero la cocina no es una de ellas, así que soy yo la que me encargo desde siempre. La suerte es tener un restaurante, porque ya me voy organizando desde días antes, pensando qué voy a servir, haciendo salsitas…. y con lavaplatos industrial, porque lavar los platos de 18 personas es un infierno!”.

“Antes de tener A Tafona”, dice, “hacía menús para mi familia de 12 platos, amasaba los panes, hacía bombones… me pasaba tres días cocinando y haciéndolo todo desde cero yo sola, incluso minutas con los menús. A veces nos daban las uvas y todavía estábamos con el pescado”, dice riendo.

“Ahora, nuestras cenas y comidas son más suaves, ya no hago esas locuras. Preparo marisco, pescadito, carne y fabas. Y siempre hago lengua estofada un día, porque la hacía mi abuela y me encantaba”. “De hecho”, dice, Lucía, “uno de mis platos favoritos es lengua con fabas y almejas, una receta en la que mezclo los dos platos preferidos de mi abuela”.

  • Sardinas – Luís Escurís Batalla;
  • Pularda – Coren;
  • Merluza – Puerto de Celeiro;
  • Kiwi – Kiwi Atlántico;
  • Licor de Herbas – Nor-Ibérica de Bebidas;
  • Polbo – O Pulpeiro de Rosa de los Vientos;
  • Queixo San Simón – Quesería Daniberto;
  • Viño tinto – Gargalo;
  • Viño branco – Altos de Torona;
  • Leite – Feiraco.