Hace casi tres años que Adrián Comesaña y Sergio Arias abrieron las puertas del pequeño hotel O Xardín de Julia en el casco histórico compostelano. Al frente del restaurante O Curro da Parra y del hotel restaurante Altamira, apostaron en esta ocasión por instaurar en una antigua casa reformada el concepto de pensión, que se tradujo en ofrecer un esmerado y completo servicio hotelero y diez confortables habitaciones, mitad de ellas con vistas al Mercado de Abastos y mitad al sorprendente jardín trasero,convertido ya en el sello de identidad del establecimiento.

Por ello y tras consolidar el modelo de alojamiento, su directora, María Moas, ha decidido abrirlo al público de la ciudad “de una forma distinta, convirtiéndolo en un bar que funcionará de forma ocasional, cuando el tiempo lo permita, y con actuaciones musicales y eventos diferenciados que se darán a conocer a través de las redes sociales”.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *