Convertido en plató de cine, el Camino de Santiago unió por primera vez en una serie a Sabela Arán, María Mera y Cris Iglesias. Ellas son los tres rostros gallegos de la aclamada 3 Caminos, un trabajo que les llevó a rodar tras el parón de la pandemia en Samos, “un sitio hermosísimo, con localizaciones naturales muy bonitas”, dicen, y a compartir risas y anécdotas, muchas de ellas relacionadas con la etapa de lactancia de María con su segundo bebé.

¿Cómo fue la experiencia de rodar 3 Caminos?

(Sabela) Me brindó la oportunidad de trabajar con Cris y María, que ya les tenía muchas ganas, y por otra parte, con el resto del elenco protagonista, compañeros de 10; también me permitió visitar lugares fantásticos. Fue una experiencia corta pero intensa.

(María) La recuerdo divertidísima por coincidir con ellas, ¡repetiría hoy mismo!. Lo pasé muy bien y tengo recuerdos muy chulos, de sitios espectaculares y de un equipo maravilloso.

(Cris) Estuvimos muy a gusto, muy bien acogidas por el equipo artístico y técnico, y fue un gustazo compartir esto con ellos. Tuvimos momentazos muy guays.

¿Qué destacaríais de vuestros personajes?

(Sabela) Es una chica con la que todos podemos identificarnos en nuestras pandillas. Tanto mi papel como el de María o Cris son amigas leales entre ellas, que darían lo que fuera las unas por las otras. La amistad honesta es lo que las caracteriza.

(María) Fue como volver un poco a la adolescencia. Lo pasamos muy bien y generamos una energía muy bonita a los personajes.

 

¿Habíais coincidido alguna vez trabajando juntas?

(María) Aunque nos conocemos de siempre, nunca trabajáramos juntas antes; hubo mucho feeling y mucha conexión.

 

Las mejores anécdotas del rodaje.

(María) Recuerdo una escena cantando al lado del río, corriendo juntas de la mano; fue la secuencia en la que más me reí, porque acabamos todos unos encima de otros, y el pelo de Cris enganchado en el cinturón de Sabela, fue una risa tremenda. También resultaba muy curioso cada vez que sacaba mi sacaleches en la caravana. La conciliación es difícil, y yo en los rodajes intento hacerlo todo lo más natural posible. Unos salen a fumar, otros a pasear… pues yo a sacar teta y no pasa nada. En 3 Caminos me dieron todas las facilidades del mundo y el equipo fue maravilloso.

(Sabela) Gracias a María aprendimos un montón del mundo de la lactancia maternal. Su sacaleches fue un compañero más (jajaja).

(Cris) Para mí fue muy divertido, porque era la primera vez que compartía trabajo con una madre recién parida y viví la conciliación real, ver el proceso de lactancia de María, con su sacaleches, repasando textos y haciendo un esfuerzo increíble por conciliar trabajo y maternidad.

 

¿Hicisteis alguna vez el Camino de Santiago?

(Sabela) Hice pequeños tramos cuando era niña, con el cole y con algún campamento. Parece mentira que siendo de Santiago no me lo haya tomado en serio, pero ya sabemos que en casa de herrero… Eso no quita que me muera de ganas. Además, quiero hacerlo bien, con una pequeña cuadrilla de amigxs y desde lejos. Pero dadas las circunstancias… ¡ya veremos cuándo!

(María)Yo nunca lo hice, pero me encantaría. Lo hablo muchas veces con mi marido, que nos gustaría hacerlo en familia, los cuatro juntos, cuando las niñas crezcan.

(Cris) Yo tampoco lo hice, aunque soy muy de hacer rutas por Galicia, pero de fin de semana y en días sueltos. Aunque sé que lo haré; creo que tenemos todo por descubrir de Galicia y tengo muchas ganas de vivir la experiencia.

Texto: Ana Iglesias // Foto portada: Bruno Rodríguez // Fotografías: Cedidas