Recién estrenado el verano y pese a las ganas que tenemos de disfrutarlo, no podemos relajarnos respecto al cumplimiento de las medidas de prevención sanitaria: las mascarillas, el lavado constante de manos, la distancia social y el sentido común. Por lo tanto, en este verano atípico en el que van a convivir las altas temperaturas con las normas de seguridad para prevenir el covid-19, conviene tener claras ciertas pautas para cuidar nuestra salud  y adoptar hábitos saludables que ya son recomendables todos los veranos, como beber agua en abundancia para prevenir la deshidratación, uno de los riesgos que se acentúa con el uso de las mascarillas, o tener prudencia con el sol para evitar insolaciones y golpes de calor.

1Protégete frente a la covid-19.

Viajes o te quedes en casa, no te relajes respecto al cumplimiento de las medidas de prevención. Y si te desplazas, infórmate de los teléfonos de emergencia a los que recurrir en caso de comenzar a sentir síntomas respiratorios que puedan ser compatibles con el coronavirus.

2Usa correctamente la mascarilla.

Procura secar regularmente el sudor de tu rostro para evitar que la mascarilla se humedezca muy rápido y cámbiala más a menudo si ves que está muy deteriorada.

3Busca lugares abiertos.

Y si acudes a playas o piscinas, respeta siempre los aforos y normas establecidas.

4Bebe líquido de forma abundante.

 

5Protégete del sol y evita las horas centrales del día.

Y usa gafas de sol, sombrero y ropa fresca, de color claro y ligera, y busca la sombra. Y recuerda que la mascarilla no protege de las radiaciones solares, así que aplícate en toda la cara un fotoprotector de factor 30 o superior, incluso aunque no vayas a tomar el sol.

6Reaplícate fotoprotector tras usar gel hidroalcohólico.

 

7Cuidado con las picaduras.

Prescinde de colonias con aromas intensos, y en las zonas de mayor riesgo, mejor cubrir la piel con ropa y aplicarse repelente de mosquitos, además de llevar encima un producto para después de las picaduras.

8Presta atención a tus pies.

Utiliza calzado flexible y de anchura adecuada para prevenir la aparición de rozaduras o ampollas. Es fundamental secar e hidratar bien los pies.

9No te dejes puesto el bañador húmedo.

 

10Prepara un botiquín con los productos esenciales y tu medicación habitual.

Incluye un termómetro, medicamentos para la fiebre y/o el dolor, antidiarreicos, antihistamínicos y pastillas contra el mareo. También desinfectantes cutáneos, gasas esterilizadas, tijeras y esparadrapo, y mascarillas suficientes, gel hidroalcohólico y guantes.