Situado en el corazón de la Ribeira Sacra lucense, el concello de Carballedo cuenta con un variado y rico patrimonio natural y paisajístico, dentro de un territorio con un marcado perfil de montaña. Localizado entre dos puntos icónicos de la comunidad como la Serra do Faro y el embalse de Os Peares, por su geografía atraviesan dos grandes ríos, el Bubal y el Miño.

Esta diversidad es perfecta para disfrutar de la naturaleza recorriendo sus caminos, los cuales también forman parte de una de las etapas más largas del Camiño do Norte. En esas rutas, como la de Fervenza de Fondós (la cual recibe su nombre por el impresionante salto de agua que presenta el curso fluvial en este punto), el visitante puede gozar de la tranquilidad de una zona limpia, así como de unas vistas espectaculares de la comarca.

Además, el municipio guarda también dentro de este paisaje natural un importante patrimonio histórico, destacando las iglesias-monasterios románicos de San Xoán da Cova y de Santo Estevo de Chouzán, dos muestras de vestigios medievales que se conservan en perfecto estado. Del mismo modo, también se preservan restos castrenses dejados por los celtas tras su asentamiento en el siglo VIII, como el Castro de Morgade.

Y, como no, Carballedo también ofrece una magnífica gastronomía, ya que el sector primario es la base de su economía, siendo muy popular a su Festa da Carne ao Caldeiro e Produtos Locais, que se celebra en el mes de abril.