Dos balnerarios centenarios, Balneario Acuña y Balneario Dávila, fuentes históricas y una senda con cascadas constituyen el patrimonio acuícuola de esta villa termal que invita a rejuvenecer el cuerpo y la mente. Su preciado líquido está indicado para afecciones respiratorias, reumáticas, de piel, ginecológicas y quirúrgicas.

JARDIN BOTÁNICO – Cuenta con especies de los cinco continentes, formando un espacio de gran interés botánico, paisajístico, histórico y social. Fue declarado “Paraje Pintoresco y Jardín Histórico” en 1962 y, más tarde, Bien de Interés Cultural.

RUTA DE LA FERVENZA DE SEGADE – RUTA DEL AGUA – Se trata de una ruta circular de 8 km que empieza en el Parque-Jardín Bótanico y la Carballeira de Caldas, donde se puede aparcar el coche.

EL CAMINO DE SANTIAGO. – El Camino Xacobeo portugués, que atraviesa el centro de la villa, emplea el mismo trazado que la Vía romana XIX. En su entorno podemos encontrar un rico patrimonio histórico, etnográfico y paisajístico.

 ARTE RUPESTRE – Entre los petroglifos prehistóricos del ayuntamiento destaca el de Laxe dos Bolos por la excepcionalidad de los motivos representados. Su cronología se remonta a más de 3000 años de antigüedad. 

IGLESIAS – Entre los variados estilos arquitectónicos de las iglesias parroquiales merece la pena destacar las portadas y ábsides de origen románico (Sta. María de Caldas, Sta. María de Bemil, S. Estevo de Saiar, S. Andrés de Cesar…).

FESTIVAL CULTURA QUENTE – Se trata de un acontecimiento donde se conjugan distintas disciplinas artísticas, grandes conciertos, solidaridad, poesía y un encuentro de arte pública que se denomina Kaldarte. Una manifestación singular de expresión y compromiso que recupera el espíritu acogedor y dinámico de las villas termales tradicionales como espacios modernos de cultura, ocio y encuentro.